Cómo realizar una producción de fotos desde cero (parte 1)

Hoy te cuento cómo planificar una producción fotográfica para mostrar tu trabajo, armar una propuesta profesional para conseguir colaboraciones y organizar el calendario de difusión de piezas.


Con la llegada a España me replantée seriamente hacia dónde quería llevar mi carrera. Gestionar emprendimientos y estrategias de comunicación siempre fue mi fuerte. Pero qué difícil resulta cuando hay que hacer el trabajo para uno mismo, no?

Mientras armaba los contenidos de mis nuevos servicios, me di cuenta que el desafío más grande iba a ser romper el hielo, empezar a hacerme visible en el mercado y entender la idiosincrasia laboral española.

Asi fue como me animé a idear, producir y realizar una sesión fotográfica para celebrar el otoño, que me permitiera tejer alianzas y mostrar las distintas caras de mi trabajo (además de servirme para nutrir mi portfolio)

En este artículo, voy a contarte todo el proceso creativo y ejecutivo que llevé adelante para lograr mi primera producción fotográfica en Madrid.

Sabemos que una buena foto (o un buen video) es la mejor manera de vender nuestros servicios y productos.
Pero muchas veces no contamos con el presupuesto, el tiempo o los conocimientos para realizar material digno y salimos al mercado con “lo que podemos”.

En el post de hoy te voy a compartir mi proceso para generar material de calidad asociándote con otros emprendedores y marcas.

1. La idea

Parece obvio, pero lo más importante a la hora de imaginar una sesión fotográfica es la idea y para ello es importante que tengas en claro
1. cuál es el objetivo final de la misma
2. cuándo y dónde vas a usar el material (ponete fechas reales, no te autoboicotees)
3. cuál va a ser tu rol (es importante que lo definas para saber qué colaboradores vas a necesitar)
4. qué historia vas a contar

En mi caso, mi objetivo era nutrir mi portfolio y empezar a tejer alianzas con marcas españolas.
Quería usar el material en redes sociales, blog y newsletter al terminar las vacaciones de verano (septiembre 2022)
Me ocuparía de coordinar todo, porque justamente lo que quiero mostrar es mi capacidad de resolver de manera integral producciones fotográficas.

Empecé haciendo una lista de posibles “protagonistas” que tuviesen que ver con la cultura ibérica.
Anoté en un calendario todas las efemérides de septiembre y octubre en España y descubrí que el día internacional del aperitivo es el 19 de septiembre, apenas unos días antes del equinoccio de otoño.

Asi fue como definí mi prota: el vermut.

Una bebida que interpela muchísimo a los españoles y con variada oferta en el mercado. Además el concepto de aperitivo me parecía ideal para asociarlo a la llegada del otoño. Esa iba a ser la historia que quería contar.

2. Calendarización y medios

En este tipo de proyectos es FUNDAMENTAL trabajar con un calendario porque si queremos encarar una producción potente, con colaboradores y marcas aliadas, necesitamos “vender” la idea.
Y para eso es importante brindar información concreta, tentadora y tener en cuenta los distintos medios que utilizaremos para difundir el material.
En este caso puntual quise trabajar con dos fechas importantes para el tema elegido y armar dos contenidos diferentes adaptados a la bitácora, a mi cuenta de instagram y al newsletter:
19 de septiembre: Día mundial del aperitivo > post en el blog sobre mis vermuterías favoritas de Madrid
23 de septiembre: Día del equinoccio de otoño > post en redes «Otoño en casa» con las fotos y videos de la producción

Siempre que tengas más de un canal de comunicación es importante que identifiques el tipo de público de cada uno para poder acercarles el contenido real que esperan.
Evaluá todas las aristas que podés explotar en tu produ para amplificar el mensaje (backstage, staff, tips de uso, etc)
Eso generará mayor interés y conexión con tu marca

Referencias de Pinterest para la producción fotográfica
Estas son las imágenes referencia que guardé en mi tablero de Pinterest

3. Referencias y moodboard

Ok, a esta altura ya tenía el protagonista, la historia, los medios donde publicaría y las fechas óptimas de lanzamiento.
También sabía que quería que participaran algunas marcas españolas en la producción (recuerden: uno de mis objetivos es empezar a conectarme en el mercado local)

Comencé haciendo una lista de productos de estación, marcas españolas que podrían colaborar (vermut, conservas, panaderías, queserías, tiendas deco) y luego me dispuse a buscar referencias visuales del tipo de imágenes que intentaría generar. Para eso armé un tablero en Pinterest.

Es probable que al buscar referencias te gusten estilos distintos. Es importante que “filtres” las imágenes que vas a guardar en tu tablero y las organices de manera clara. Podés tener una selección que represente el mood (clima) que querés lograr, otras del tipo de toma y composición, otras de locación, otras con el tipo de luz, etc

4. Contactando colaboradores

Con la idea final definida me dispuse a contactar marcas que me interesaba sumar en la producción.
Como te conté, previamente hice un research de aquellas que ya había probado y me gustaban: busqué sus perfiles online para ver cómo era el estilo de comunicación, las fotos que usaban en sus medios, el target, etc. Luego las ordené según preferencia.

Al momento de pensar estratégicamente las colaboraciones es importante que definas las prioridades. Poné el foco primero en el protagonista y luego pensá en «actores de reparto» e intentá cerrar las alianzas en orden de importancia para evitar que pudiesen haber conflictos entre marcas.

TIPS PARA ELEGIR COLABORADORES:

  • que tengan un target similar al tuyo (edad, intereses y nivel socioeconómico)
  • que compartan un lenguaje visual coherente con el que querés lograr
  • que no tengan conflictos comerciales entre si
  • priorizá emprendimientos y marcas locales (de tu comunidad). Será más efectivo comercialmente para todos!

La propuesta

Con el listado preliminar de marcas, tenía que pensar qué les iba a ofrecer a cambio de su participación. No importa la magnitud de la colaboración, me parece importante ofrecer algún beneficio a cambio de la participación. Es una manera de valorar el tiempo y la predisposición de la otra parte.

Además de las menciones en redes y en el blog, me parecía justo, en este caso, entregar parte del material fotográfico que generase.

La primera marca que contacté fue mi tienda de decoración favorita de Madrid: Gonzalez y Gonzalez Store.
Para la producción iba a necesitar atrezzo y sus artículos coincidían perfectamente con mi moodboard.

Los contacté por instagram contándoles que estaba planificando una producción de otoño y mis intenciones de incluir sus artículos como props.
Les detallé cuáles serían los posteos, cuándo realizaría la sesión y el cronograma de publicaciones (por eso es fundamental tener el calendario definido de antemano)
El acuerdo sería el siguiente: ellos me prestaban los items para la sesión a cambio de mención y algunas fotos finales.

Me respondieron súper rápido (mi ansiedad agradecida) aceptando la propuesta.
[Inserte aquí saltitos de alegría]

Con mi primer colaborador a bordo, me dispuse a contactar a la primera marca de vermut de mi lista: LUSTAU.
Esta vez me solicitaron que envíe la propuesta por mail al responsable de prensa. Inmediatamente me puse en contacto adjuntando media kit y las condiciones de la acción.
La responsable de la agencia de prensa indagó un poco sobre si participarían otras marcas en las fotos. Aproveché para decirle que mi prioridad era contar con Lustau. Los alimentos tendrían protagonismo pero sin mencionar marcas.

También envié el brief que tenía armado para que pudiesen visualizar lo que yo tenía en la mente.

Media Kit y Brief
Parte del material que envié a la agencia de prensa

Tras unos días me llegó la confirmación. Aceptaban sumarse y me enviarían unas botellas de vermut rojo Lustau para que pudiese avanzar con la produ.

Desde que tuve la idea de hacer esta producción hasta tener confirmación de todas las partes pasaron 5 semanas.
Si alguna de las marcas contactadas no hubiese respondido o se hubiese negado, hubiese tenido que probar suerte con la siguiente de la lista. Por eso es fundamental planificar este tipo de acciones con la mayor anticipación posible.

Mostrate como querés que te vean
Parece una obviedad, pero es importante que antes de generar alianzas (ya sea con marcas o con colegas) tengas tus espacios de comunicación prolijos y actualizados.
Así como parte de tus tareas de pre-producción consiste en investigar las marcas con las que querés colaborar, ellas van a hacer lo mismo cuando reciban tu propuesta.

Si tenés la web desactualizada o sin stock, si tus redes son inconsistentes o tu blog no tiene novedades desde hace meses será más difícil que quieran realizar una acción conjunta.
Trabajá en tus vidrieras {escaparates} virtuales (no olvides Linkedin, en el ambiente profesional es muy considerado)


Hasta aquí llega la bitácora de hoy.
En la segunda parte te voy a contar cómo se lleva adelante la pre-producción de la sesión de fotos, las consideraciones imprescindibles para lograr imágenes profesionales, cómo organizar el material y el ABC para editar tus fotos.

Hasta la próxima
Siempre, Marina

PD: Parte de este material lo compartí hace un año con los suscriptores de #perejildeferia (mi newsletter mensual). Si aún no sos parte, te invito a registrarte a través de este enlace. Es completamente gratis y siempre te vas a enterar antes de mis contenidos e ideas 😉

Un comentario

  1. Pingback:Cómo realizar una producción de fotos desde cero (parte 2) - Pensando en Japonés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *